Vivir Sin Dinero en Twin Oaks

Cuando pensamos a explorar la idea de vivir sin dinero, basta con ser un poco críticos para preguntarnos ¿realmente es posible vivir sin dinero en comunidad? ¿existe más allá de la utopía y la imaginación algun lugar en donde el dinero no sea el eje central de sus actividades? Y basta con realizar un poco de investigación para encontrar una respuesta: Sí, sí es posible y hay varias comunidades que viven sin dinero y de forma armoniosa. Una de ellas es la comunidad internacional de Twin Oaks, una eco-villa en Estados Unidos.

Formada en los años 60s, la mayoría de los miembros de esta comunidad viven sin tocar el dinero, o incluso sin tener nada que ver con él. Uno de los miembros más veteranos, amigo nuestro, aceptó contarnos su experiencia sobre cómo es vivir sin dinero en esa comunidad. Aquí la entrevista. Disfrútala.

¿Podrías explicarnos qué es Twin Oaks?

Twin Oaks es una comunidad egalitaria rural en la que todas las ganancias producidas se reparten entre sus miembros. Contamos con siete negocios, en los que dividimos el trabajo de manera equitativa y compartimos las ganancias; todos somos dueños colectivos de esos negocios.

Redistribución de ganancias significa para nosotros que juntamos todo el dinero y costeamos las necesidades del grupo con este ingreso. Todo el trabajo de los miembros es evaluado igual: una hora es una hora.

La mayoría de los miembros de esta comunidad no tocan el dinero. El compromiso que tienes con la comunidad es de trabajar 42 horas por semana—si cumples con esa cuota, la comunidad cubre todas tus necesidades, las cuales incluyen comida, vivienda, servicios médicos, educación, entretenimiento, transporte, etc.

Recibimos un pequeño subsidio al mes de $100USD, con el cual podemos comprar cosas que la comunidad no produce o compra para nosotros (por ejemplo cigarrillos, chocolate o alcohol, aunque en ocasiones la comunidad sí compra alcohol y chocolate de vez en cuando).

Todo esto suena excelente. Pero ¿Cómo es realmente vivir en Twin Oaks?

Es como vivir en una pequeña villa autosustentable, en donde todo mundo conoce a todo mundo. En Twin Oaks socializamos juntos, nos enamoramos (no hay problema con enamorase con compas de afuera de la comunidad, pero la mayoría de los romances suceden internamente), trabajamos y luchamos juntos.

La mayoría de los miembros no dejan la comunidad y permanecen en ella todo el tiempo: no es difícil. No contamos con televisión en vivo y no estamos sometidos a anuncios, excepto aquellos que encuentras en Internet y en revistas.

Tampoco sufrimos por delitos contra la propiedad, no hay pobreza y no hay personas sin un techo (que en comparación con los el resto de los Estados Unidos, éstos son problemas graves). El ritmo de vida en Twin Oaks es más lento que en otros lugares.

Comemos comida orgánica que cultivamos nosotros y nosotras mismas. Educamos a nuestros hijos e hijas, cuidamos de nuestras personas mayores, construimos nuestros propios edificios, arreglamos nuestros propios coches y dirigimos nuestros propios negocios.

Nada de esto cae del cielo, nada es gratis. Ustedes trabajan mucho para que Twin Oaks funcione de manera adecuada ¿Cierto?

Sí, todos nos comprometemos a trabajar 42 horas a la semana. Hemos diseñado un sistema de trabajo en el que se asigna y se lleva un conteo del trabajo realizado en Twin Oaks. Tenemos un montón de tareas que son asignadas entre los miembros de nuestra comunidad cada semana. El proceso de asignación de tareas es un poco complejo, pero es sólido y funciona correctamente.

El compromiso que tienes con la comunidad es de trabajar 42 horas por semana

Algunas de las tareas incluyen ordeñar a las bacas, cubrir los 88 puestos de tofu, cocinar cada comida y cada cena, así como limpiar después de éstas. Cuidamos de nuestros niños y niñas, empacamos y enviamos los pedidos de los productos que producimos, organizamos conferencias, el equipo de IT le da mantenimiento y responde cientos de mensajes, organizamos salidas, discusiones y reuniones de grupo, entre muchas otras cosas.

Nuestro sistema de monitoreo de trabajo nos ayuda para que no gastemos más de lo presupuestado para cada una de las 100 diferentes áreas de trabajo en la comunidad.

Monitoreamos el trabajo que hacemos y lo comparamos con nuestra cuota de 42 horas semanales. En caso de que no cumplamos con la cuota de manera consecutiva, podemos tener problemas con la comunidad.

¿Qué hay con trabajos que no están relacionados con la comunidad? ¿Es posible adquirir créditos laborales por estos trabajos?

Sí, es posible. Pero necesitas el permiso de la comunidad. En el pasado he recibido créditos laborales por mi trabajo de activista deteniendo plantas nucleares. Incluso ha habido veces en que estas actividades de activismo las realicé en países remotos.

Obtuve créditos laborales cuando fui arrestado por la policía por realizar acciones políticas. También se me dan estos créditos si voy a preparatorias y universidades para hablar sobre mi estilo de vida, incluido el activismo y relaciones poliamorosas.

Acerca de este amor libre del cual tanto hablas ¿De qué va esa onda? ¿Realmente existe en la comunidad?

El amor libre existe realmente en Twin Oaks. La comunidad es un lugar en el que se acepta y adopta la diversidad. Así que no le decimos a los miembros de la comunidad qué hacer. Las relaciones poliamorosas son parte de nuestra cultura. Son relativamente similares al amor libre, pero no son lo mismo.

Definitivamente no hay un aparato estatal o burocracia diciéndole a las personas qué tipo de relaciones pueden tener. Sin embargo, En Twin Oaks no estamos casados o dedicados a los principios del “amor libre”.

¿Crees que el concepto e implementación de Twin Oaks es escalable? ¿Se puede aplicar a comunidades más grandes?

Sí, estoy convencido de que es escalable. Nosotros somo 92 adultos y 15 niños, y mientras más grande se vuelve la comunidad, es más fácil de organizarnos. Quizá si crece mucho y llegamos a ser 1000 miembros, al momento de tomar decisiones colectivas se podrían llegar a cuellos de botellas. Pero en definitiva, hay formas en que comunidades más grandes que la nuestra han logrado superar estos obstáculos.

...mientras más grande se vuelve la comunidad, es más fácil de organizarnos.

Nosotros tenemos varios mandatos, incluyendo ser un modelo de inspiración para los demás. Pero esta misión en ocasiones se suspende ya que otros miembros de la comunidad quieren mantener cierta privacidad en relación con personas externas. Continuaremos como se nos ha enseñado: brindando techo y servicios para la comunidad de Twin Oaks.

Algunas personas de esta comunidad brindan ayuda a otras comunidades. Esto es algo que me gusta hacer frecuentemente. Sin embargo, no es algo con lo que todos están de acuerdo, y no es algo a lo que me puedo dedicar tiempo completo. Por ejemplo, me he vuelto miembro de otra comunidad local, para que pueda dedicar más tiempo a la actividad de ayudar a levantar la comunidad. Hoy día soy algo así como doble miembro.

¿Doble miembro? ¿Qué es eso, cómo funciona?

Esto es como tener doble nacionalidad. También estoy intentando volverme parte de otra comunidad muy linda, más pequeña, que se llama Cambia. Está muy cerca de Twin Oaks y necesita ayuda para poder despegar completamente.

Me encanta lo que están haciendo y me gusta poder ayudarles. Además, me dan muchas libertades para hacer otras cosas que quiero hacer. Es un lugar hermoso y muy guay.

¿Algo más que quieras agregar o que tengamos que saber acerca de Twin Oaks?

Hay una red de comunidades egalitarias (igualitarias), la cual ofrece servicios similares y estructura a lo que Twin Oaks hace. La red se llama Federación de Comunidades Egalitarias o FEC (por sus siglas en inglés). Ellos cuentan con una panorama de todas las organizaciones que trabajan juntas en esta red.