Vida simple

Trabajar, consumir, tirar, repetir. Te has preguntado qué tan necesario es este ciclo? ¿Te has preguntado si realmente necesitas todo lo que compras para vivir bien, o bien si eso hace que tu vida sea mejor? ¿No te has puesto a pensar que quizá una vida simple sea más fácil y más disfrutable?

Y todos los días somos bombardeados con publicidad:

  • "Compra la última pantalla plana" (es un poco mejor que la que tienes, pero no importa, necesitas una nueva).
  • "Inscríbete en el gimnasio ahora para que tengas un cuerpo de modelo" (debes cambiar tu cuerpo para ser deseado).
  • "Durante el fin de semana compra todo lo que quieras a 12 meses sin intereses" (te vas a gastar tu aguinaldo y bonos de fin de año, pero no importa)
  • "Cambia tu coche ahora" (no quieres que te vean con un coche de hace 5 años, ¿cierto?)
  • "Adquiere tu iPhone 5s" (y págalo durante 5 años, se va a descomponer en 3, pero no importa)

Si lo has hecho y llegaste aquí por ello, aquí puedes encontrar algunos consejos para comenzar una vida mejor.

Comenzar una vida simple

Uno de los trucos del consumismo es hacer que te sientas incompleto todo el tiempo, y que intentes llenar los huecos con cosas. Para vivir una vida plena no necesitas un smartphone o un viaje a París cada año. Es algo que desarrollas cada día, en tus acciones cotidianas y que le dan sentido y significado a tu vida.

Una vida simple no es lo mismo que una vida simplona. Una vida simple quiere decir que vives con lo que realmente necesitas o con poco dinero. No quiere decir tampoco que dejes todo y te vayas a vivir al bosque. Al contrario, llevar una vida simple es llevar una vida en la que haces lo que te hace feliz y en la que no vives para trabajar, sino que trabajas para vivir.

Puedes comenzar por deshacerte de cosas innecesarias cada semana. Si no utilizas toda tu ropa, por qué no donar la que no usas a gente que sería muy feliz. Si necesitas más ropa, por qué no en vez de comprar más, toma la que no utilizas y vas a algún lugar en donde haya trueque y la puedas cambiar por otra cosa.

Otra forma de comenzar una vida simple sin dinero es que cada vez que vayas a comprar algo, utilices ese dinero para otra cosa. Por ejemplo, si piensas comprarte algo para estar a la moda, digamos un teléfono, por qué no guardas ese dinero para hacer un viaje al final del año ¿Qué le va a dar más significado a tu vida?

Pregúntate siempre “¿Lo necesito? Y si no lo necesitas, no lo compres.

Otro aspecto de una vida simple es tener paz mental. Parte de la sociedad de consumo en la que vivimos es estar preocupados todo el tiempo. Intenta detener el tren de pensamientos y preocupaciones. Puedes escribir o meditar para ello. Procura ver las cosas tal y como son.

Levar una vida simple

Llevar una vida simple también quiere decir establecerse metas inteligentes, medibles, que puedas alcanzar, relevantes y que tengan un tiempo definido. Por ejemplo, si ti pones como meta ganar estatus, piensa si eso es relevante. Quizá sea más relevante invertir tu tiempo en hacer algo que te guste, como ir a andar en bicicleta tres veces al mes durante todo un año. O puedes ponerte como meta escribirle a alguien que quieres una vez al mes.

Para llevar una vida simple no necesitas tarjetas de crédito. Vive con lo que puedes y con lo necesario.

Un buen principio para tomar decisiones para una vida simple es que lo que hagas te haga feliz. Sobre esto, no quiere decir que estés buscando placer todo el tiempo. Es, mejor dicho, la búsqueda y realización de acciones que hagan de tu vida una vida completa.

Como ya se dijo, uno de los principales trucos del consumismo es el hacerte sentir incompleto. Es por ello que también, como parte de ese sistema, se ofrecen tarjetas y créditos. Antes de adquirirlos, piensa si realmente los necesitas.

Vivir una vida simple requiere de disciplina y de procurarse a uno mismo su tranquilidad. Evidentemente, en ocasiones tendrás emergencias y vas a requerir de dinero. Para ello, es bueno también en cuenta cómo puedes hacerte la vida más fácil en materia de créditos. Es importante estar bien informados siempre.

Consejos

1. Establece metas simples y logrables

Antes de pensar en conquistar el mundo, ser millonario y poderoso, piensa si eso es viable, relevante, inteligente, y medible. Piensa si realmente vale la pena sacrificar todo tu tiempo para lograr eso. Si no es posible, no gastes tu vida. Recuerda que cuando compras cosas o buscas poder o esas cosas que se buscan muy a menudo hoy día, ten en cuenta que lo pagas con tu tiempo de vida y ese no se puede comprar en ningún lado.

2. No creas lo que ves en la publicidad

Cuando te sientas abrumado o abrumada por la publicidad, piensa si realmente lo que te dicen es verdad. Si vas a creer todo lo que ves, estás perdido o perdida. Sé crítico. Es lo mejor que puedes hacer para liberarte y protegerte de ese bombardeo de información.

3. Construye hábitos

Desarrollar hábitos puede tomar un par de semanas o meses. Al principio te va a costar un poco, pero después será fácil y fluirá naturalmente. Desarrolla hábitos para no consumir cosas innecesarias, para vivir tu vida de forma distinta y buscando alternativas. Un buen hábito es hacerte tres preguntas importantes para ti todos los días. Por ejemplo “¿Si compro esto realmente me va a hacer feliz?

4. Ve tu vida como una obra de arte

Hay muchas metáforas de la vida. Una de ellas es que la vida es un viaje. Sin embargo, esto implica que hay algún punto al que vas a llegar y el principal objetivo de tu vida es llegar a ese destino. Si fuera así, mientras más rápido llegues a ese destino, es mejor. Esta analogía deja de lado todo lo que está en medio. Es como si el objetivo de una pieza musical fuera el acorde final. Por el contrario, si ves tu vida como una obra de arte en proceso, como un baile, como una pieza de música, entonces cada paso, cada acorde, cada golpe del cincel van a tener un significado. Has que cada acción que tomes vaya en armonía con el resto de tu vida, que tu vida sea tu gran obra maestra.

5 Vive con lo que necesitas

No necesitas comprar todo el tiempo para ser feliz. Hay muchas personas que han decidido vivir una vida simple. Una opinión general es que al cambiar su estilo de vida por algo sencillo, se volvieron más felices.

También puedes revisar algunos de los consejos de cómo vivir con poco dinero y otros consejos para una vida más simple